Yo SI compro música original... a mi modo.

jueves, julio 23, 2009

El otro día estaba pensando en el tema de la música legal y original, y me dí cuenta que seguramente es cierto que las discográficas venden menos por el tema del MP3, por más que los internautas quieran tirar un poco ese hecho bajo la alfombra. Ta bien, no se va a morir la industria de la música, sobre todo cuando, por ejemplo, tuve que usar el 90% de mi sueldo de un mes para comprar dos entradas para Depeche Mode...
Así, pensando, me dí cuenta que hace muuucho que no compro ningún CD original.
Pero sí hace poco compré (y tengo planeado seguir comprando) música original, legal. ¿Cómo?... no en iTunes ni 10musica ni nada de eso...
En vinilo.
Es que hace mucho -más o menos desde que conozco el funcionamiento de este tipo de tecnología- que quiero ser dueño de una buena bandeja giradiscos. Siempre tuve un Winco, un aparato que me encantaba desde pibe cuando escuchaba el lado no-rayado de un disco de Xuxa, y algunas canciones de Palito Ortega en la casa de mi abuela.. pero una bandeja es como actualmente comparar un minicomponente con un radiograbador portatil...
Hace poco que voy llevando a cabo ese deseo, gracias a una persona que me regaló una bandeja Lenco L75

Con una cápsula Ortofon FF 15 XE Mk II, y una Shure M55E.
Equipo que completé con un PreAmplificador RIAA Digitech, un amplificador  hecho por mí armado dentro de un viejo Cassette Deck ante la defunción del sinto-ampli Sansui que tenía; y unos bafles Sansui que no tiran demasiado volumen, pero le dan un tono vintage a todo que da placer :)

Más allá que no es un equipo Super-Pro High Fidelity, me gusta como suena, como luce y toda la parafernalia retro de prender todos los aparatos, poner un disco, ubicar la púa en posición y ver los VUmetros saltando al compás del beat...

Así que estoy comprando vinilos. Desde saldos de $5 en las ferias y mercados de pulgas, hasta por ejemplo mis dos últimos caprichos: Clics Modernos, de Charly; y Grandes Éxitos de Queen, en impecable estado, por $50 cada uno.
No es que ande comprando discos de 50 mangos todo el tiempo, pero esa guita que jamás gastaría en un CD o DVD, por mi raye particular la pude gastar en vinilos.
Además, pienso que esos discos fueron comprados de manera legal, dejándole su porcentaje correspondiente al artista que lo grabó. Y cuando lo compro yo, sé que fue así; y además le quedan unos pesos al dueño original que lo vende quizás por no poder reproducirlo más, o capaz a un puestero de parque Rivadavia que en lugar de vender DVDs truchos y MP3 a 5 mangos, compra y vende discos.
Además ni hablar del feeling de comprar el disco, de saber que capaz es usado y no se escucha como un CD, sino como un disco con algo de historia, con su sonido analógico, como sonaba cuando originalmente lo escuchaban los fans de Queen, Charly, Beatles o The Who; ver la tapa con su carátula en un tamaño copado, casi casi poder "ver" la música estampada en el plástico negro, que brilla más en las zonas con volumen más bajo; tener que mirar el tracklist y después contar las divisiones de pistas para poder posar la púa en el tema que querías...

Seh, estoy medio pirado..
Era eso nomás, gracias y un saludo a los que aguantaron leer hasta acá! ;)

Design by Carl.